Definición de la microbiología industrial

 

La microbiología industrial es el estudio de cómo se utilizan los microbios en circunstancias muy específicas para producir bienes y servicios regulados en una industria. En muchos casos, solo se permite el cultivo de una especie concreta de organismo en un recipiente que regula los factores ambientales que favorecen su crecimiento o la fabricación de un determinado producto.

A continuación, se fabrican otros materiales con fines industriales utilizando estas células o sus subproductos, como es el caso de la industria alimentaria, la agricultura, los plásticos y otras industrias. Por lo tanto, al utilizar la microbiología industrial, puedes beneficiarte de las capacidades bioquímicas de estos organismos para producir bienes de uso cotidiano.

El vino, la cerveza, el pan, los vinagres, la bollería, las pizzas, los embutidos y los productos cárnicos son sólo algunos ejemplos de alimentos cotidianos con origen microbiano. Además, están el kéfir, la kombucha, el yogur, el queso, los encurtidos, el chocolate, el café, las salsas de soja, las salsas picantes, etc.

Por otro lado, se están buscando nuevas fuentes de proteínas debido a las necesidades nutricionales de la humanidad, y entre los contendientes en el mercado ahora mismo se encuentran las fuentes de proteínas basadas en hongos. La producción de proteínas de origen microbiano está en auge y cada vez son más los actores del mercado que crean estas nuevas fuentes de alimentación.

Microbiología de los alimentos

Ten en cuenta dos factores al considerar los aspectos negativos de los microorganismos:

  • La seguridad alimentaria es crucial, ya que los alimentos no deben propagar enfermedades cuando se consumen. En consecuencia, una vez consumido un alimento, no debería hacer daño a las personas por contener bacterias patógenas.
  • Los alimentos tienen una vida útil que impide que se deterioren debido a la actividad de los microorganismos que están presentes en ellos.

Esto significa que la microbiología de los alimentos tiene en cuenta las circunstancias que rodean el cambio microbiano de los alimentos. Enfocado desde un punto de vista higiénico, tratando de prevenir los efectos provocados por la ausencia de inocuidad.